Habilidades de pensamiento crítico

El pensamiento crítico es el pensamiento intencional que interviene en el proceso de realización de las tareas. En este post, vamos a diseccionar el pensamiento crítico. Esta habilidad esencial del funcionamiento ejecutivo nos ayuda a realizar tareas complejas. ¡Hablemos de pensamiento crítico para niños!

El pensamiento crítico es un gran término que engloba muchas habilidades, como el funcionamiento ejecutivo, el pensamiento, la acción y la regulación.

Qué es el pensamiento crítico

Empecemos por la función ejecutiva. La función ejecutiva abarca las habilidades de pensamiento crítico de planificación, organización, priorización, gestión del tiempo, memoria de trabajo, atención y otras habilidades. El pensamiento crítico es similar y requiere el uso del funcionamiento ejecutivo. El pensamiento crítico incluye la observación y el análisis, la autorreflexión, la interpretación de la información disponible, la evaluación y la inferencia (basadas en la memoria de trabajo), la resolución de problemas (metacognición) y la toma de decisiones.

Dentro de los aspectos del pensamiento crítico hay muchos procesos de pensar y hacer que nos permiten seguir con la realización de tareas.

Ya hemos hablado anteriormente de que la función ejecutiva no madura completamente hasta la edad adulta. Es importante reconocer este hecho porque muchas veces esperamos que los niños y adolescentes muestren madurez en su toma de decisiones y en su metacognición.

¿Pensamiento crítico o pensamiento estratégico? ¿Cuál es?

Pensamiento estratégico y pensamiento crítico

El pensamiento estratégico puede ser comúnmente conocido como un término empresarial que describe las decisiones empresariales inteligentes para llevar a una empresa al éxito. Sin embargo, existen similitudes entre la planificación estratégica de una empresa y el pensamiento crítico que conllevan las tareas de funcionamiento ejecutivo. En los negocios, el pensamiento estratégico implica el uso de un plan de negocios, así como de los éxitos y fracasos pasados para alcanzar los objetivos empresariales. El pensamiento estratégico requiere iniciación, planificación, priorización, observación y autoevaluación.

Del mismo modo, el pensamiento crítico para autoanalizar, crear objetivos, iniciar tareas y planificar una tarea sigue el mismo proceso.

El pensamiento crítico para los niños es esencial para realizar tareas y aprender. He aquí cómo ayudar a los niños a desarrollar estas habilidades cerebrales.

Pensamiento crítico para niños

Analizar críticamente una información dada para poder trazar un plan y seguirlo basándonos en lo que sabemos se parece mucho al funcionamiento ejecutivo, ¿verdad? Sabemos que el funcionamiento ejecutivo no se desarrolla plenamente hasta los primeros años de la edad adulta. Pero, pedimos mucho a nuestros hijos cuando se trata de integrar el pensamiento crítico/funcionamiento ejecutivo/regulación.

Estas habilidades, en conjunto, nos permiten integrar las áreas de pensamiento estratégico que necesitamos para realizar las tareas:

-Regular las emociones y los comportamientos

-Prestar atención durante las tareas

-Completar tareas con conciencia de la memoria de trabajo

-Iniciar tareas cuando puede ser difícil decidir el mejor “primer paso”

-Transición entre tareas

Algunos de nuestros niños realmente luchan con este proceso a diario. El pensamiento crítico en los niños puede ser una verdadera lucha, pero podemos ayudarles dividiendo las cosas en pequeños pasos.

Las habilidades de pensamiento crítico implican la integración del pensamiento, la acción y la regulación para analizar y tomar decisiones.

El pensamiento crítico desglosado

Cuando se trata de realizar una tarea, hay dos partes que debemos separar. El primero es el pensamiento de la tarea. La segunda es la realización de la tarea.

Desglosaremos todas las piezas específicas del pensamiento crítico diseccionando la tarea de escribir un informe sobre un libro.

Digamos que conoces a un niño que tiene que redactar un informe sobre un libro y que debe entregarlo el lunes. Hace tiempo que conocen este proyecto y han leído el libro (sobre todo en clase), pero no han hecho ningún trabajo de redacción. Tienen este fin de semana para tenerlo completamente terminado para entregarlo el lunes por la mañana, mientras pasan por la rutina de un fin de semana típico: actividades, eventos, tareas, tiempo de relajación/descanso… (¿suena como una situación familiar, padres?)

Vamos a desgranar el proceso que va desde saber que hay que entregar un informe sobre un libro el lunes hasta la realización de esa tarea. Hablando de habilidades de funcionamiento ejecutivo y pensamiento crítico, ¿verdad?

Piénsalo así: Cuando un niño tiene que hacer un informe sobre un libro, sabe que tiene que hacerlo. Se ha hablado de ello en el aula durante unos días. La tarea puede estar en el fondo de su mente. Así, cuando el niño tiene el fin de semana para completar el informe del libro, sabe que tiene que empezar a pensar en sentarse realmente a hacerlo. Pero, ¿qué pasa con el tiempo de los viernes por la noche con los amigos? ¿Y la hora de dormir del sábado por la mañana? ¿Y el entrenamiento de béisbol del sábado por la tarde? ¿Y la fiesta familiar prevista para el sábado por la noche? ¿Y, y, y? Todos somos conscientes de lo rápido que se nos puede escapar un fin de semana en un abrir y cerrar de ojos. En un fin de semana normal pasan muchas cosas. ¿Así que sacando tiempo para realmente romper con la “diversión” e iniciar un informe del libro? No es fácil. Se necesitan algunas habilidades: planificación, priorización e inicio de tareas. Además, deben tener en cuenta otras cosas que tienen en su agenda durante ese fin de semana para poder planificar con antelación. (Más habilidades de planificación)

A continuación, deben planificar el tema sobre el que van a escribir. (Habilidades de planificación)

Tienen que reunir todos los materiales que necesitan para completar la tarea, como lápices, papel y el libro. (Habilidades de organización)

Tienen que recordar hechos importantes del libro y sacar esa información. Tienen que recordar cómo han escrito un informe de un libro en el pasado o las tareas que han hecho para preparar este proyecto que les ayudará. Tienen que reunir sus ideas para saber por dónde empezar en este informe y empezar a pensar en un tema o un punto de vista que están tomando con este informe. (Memoria de trabajo)

Por último, tienen que pensar en cómo pueden utilizar esos hechos y experiencias previas para escribir afirmaciones que tengan sentido en su informe sobre el libro. Tienen que pensar en lo que han escrito por si necesitan más información. Deben ser autorreflexivos en sus escritos. (Habilidades de metacognición)

Todas esas tareas implicaban pensar en escribir realmente el informe del libro. No implicaba la parte de la escritura y la realización de la tarea hasta el final.

La siguiente parte de la tarea de escribir un informe sobre un libro implica el “hacer”.

El niño necesita regular sus comportamientos y emociones para poder seguir con su tarea sin tener una actitud o una rabieta. Deben inhibir el deseo de negarse a escribir el informe del libro porque prefieren consultar su teléfono o ir a jugar a los videojuegos. (Inhibición de la respuesta)

Tienen que empezar el proceso de escribir el informe sentándose y poniéndose a trabajar en el informe del libro y no enfadarse o molestarse por la tarea que tienen entre manos. (Control emocional)

Deben mantener la atención durante toda la tarea. (Atención sostenida)

También es necesario ser flexible. El estudiante debe adaptarse a otras tareas que deben realizarse durante ese fin de semana, y ser flexible en su pensamiento y en la realización de las tareas. (Flexibilidad)

Por último, tienen que completar el informe hasta su finalización mientras se mantienen centrados en su objetivo de conseguir que el informe del libro esté terminado para poder entregarlo el lunes por la mañana. (Actividad orientada a objetivos)

Estos ejemplos y consejos de pensamiento crítico ayudarán a los niños a desarrollar sus habilidades de pensamiento crítico para aprender y desarrollarse.

Ejemplos de pensamiento crítico

Es mucho para procesar, ¿verdad? Ese proyecto, cuando se desglosa, tiene algunas lecciones importantes de desarrollo de habilidades dentro de la tarea. Aquí están de nuevo esas habilidades específicas:

Las habilidades de pensamiento:

  • Planificación
  • Organización
  • Gestión del tiempo
  • Memoria de trabajo
  • Metacognición

Las habilidades de hacer:

  • Inhibición de la respuesta
  • Control emocional
  • Atención sostenida
  • Inicio de la tarea
  • Flexibilidad
  • Actividad orientada a objetivos
Cómo desarrollar el pensamiento crítico en niños y adolescentes utilizando estrategias reales que funcionan.

Cómo mejorar el pensamiento crítico

Entonces, ¿cómo podemos tomar un proyecto importante como el informe de un libro y convertirlo en una tarea que ayude a los niños a desarrollar cada una de estas habilidades de pensamiento crítico? Dividiendo esa tarea en trozos del tamaño de un bocado y trabajando en cada área.

Actividades de pensamiento crítico para niños y adolescentes que ayudan al funcionamiento ejecutivo necesario para realizar tareas de varios pasos, como la redacción de un informe sobre un libro.

Los niños con problemas de funcionamiento ejecutivo tienen dificultades con el pensamiento crítico. Y viceversa. He aquí algunas formas de ayudar a enseñar a los niños a controlar sus impulsos para mejorar la atención, la autorregulación y el aprendizaje para que puedan hacer cosas difíciles:

  • Seguimiento de objetivos
  • Reducir el desorden
  • Hacer objetivos
  • Dividir las grandes tareas o proyectos en pasos más pequeños
  • Hacer un horario (basado en imágenes o en una lista)
  • Historias sociales
  • Representar situaciones de antemano
  • Cuente hasta tres antes de contestar/responder
  • Auto-recompensas
  • Autoconversación
  • Reducir el tiempo para completar las tareas
  • Aumentar el tiempo para completar las tareas
  • Pensar y predecir las interacciones sociales antes de entrar en una situación
  • Controlar a los amigos
  • Pedir ayuda
  • Rastreador de hábitos
  • Utilizar una lista de control de la estrategia
  • Llevar una lista de objetivos
  • Cuaderno de pensamientos positivos

Todas estas estrategias se construyen y controlan en nuestro recurso, El Diario de Control de Impulsos.

El Diario del Control de los Impulsos ha sido totalmente renovado para incluir 79 páginas de herramientas para tratar los hábitos, la mentalidad, las rutinas y las estrategias para tratar el control de los impulsos en los niños. Más información sobre el Diario de Control de Impulsos:

  • 30 páginas del Diario de Dibujos para reflexionar y precisar las estrategias individuales
  • 28 Listas de Diario para que los niños puedan escribir listas de comprobación rápidas sobre los puntos fuertes, las cualidades, los apoyos, las áreas de necesidad y las percepciones
  • 8 Hojas de trabajo del diario para identificar las habilidades de afrontamiento, los sentimientos, las emociones y las estrategias que funcionan para el individuo
  • Hojas de seguimiento diarias y semanales para controlar las tareas y los objetivos
  • Páginas de mentalidad, visión y hábitos para ayudar a los niños a tener un impacto
  • Fichas de autoevaluación para reflexionar e identificar cuándo es difícil la inhibición y cómo son las elecciones
  • Páginas de seguimiento diario para que su hijo pueda hacer un seguimiento de su día
  • Listas de tareas para supervisar los quehaceres y las tareas diarias para que se hagan todos los días
  • Páginas del diario para ayudar a mejorar los nuevos hábitos
  • Tablas y guías para supervisar el control de los impulsos para que su hijo pueda mejorar la confianza en sí mismo
  • Páginas del diario de estrategias para ayudar a los niños a utilizar la autorreflexión y la autorregulación para que puedan tener éxito en casa y en el aula
  • Hojas de objetivos para establecer metas y trabajar para alcanzarlas mientras se mejora la persistencia
  • Herramientas para mejorar la mentalidad para ayudar a los niños a crear un conjunto de estrategias de afrontamiento que funcionen para sus necesidades

Se trata de un recurso digital ENORME que puedes imprimir para utilizarlo una y otra vez.

Lea más sobre el Diario de Control de Impulsos AQUÍ. Hay muchas estrategias para tratar la atención en los niños y actividades que pueden ayudar a tratar las necesidades de atención. Una táctica que puede ser de gran ayuda es analizar los precursores de los comportamientos relacionados con la atención y abordar las necesidades subyacentes.

Colleen Beck, OTR/L is an occupational therapist with 20+ years experience, graduating from the University of Pittsburgh in 2000. Colleen created The OT Toolbox to inspire therapists, teachers, and parents with easy and fun tools to help children thrive. As the creator, author, and owner of the website and its social media channels, Colleen strives to empower those serving kids of all levels and needs. Want to collaborate? Send an email to contact@theottoolbox.com.

El pensamiento crítico es un gran término que engloba muchas habilidades, como el funcionamiento ejecutivo, el pensamiento, la acción y la regulación.