Lista de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter

El trastorno del procesamiento sensorial es una afección en la que el cerebro interpreta erróneamente la información sensorial, de modo que el cuerpo responde de forma atípica. El trastorno del procesamiento sensorial puede dividirse en diferentes categorías, pero una cosa está clara: la interpretación de la información sensorial está “apagada”. Aquí encontrará una lista de respuestas sensoriales comunes que pueden observarse en el trastorno de procesamiento sensorial. Utilice esta lista de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial para comprender mejor las respuestas a los estímulos sensoriales.

Listas de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial para cada sistema sensorial

En el caso del trastorno del procesamiento sensorial, la entrada de cada uno de los sistemas sensoriales puede ser interpretada por el cerebro de diferentes maneras. Los niños pueden reaccionar de forma exagerada a los estímulos sensoriales. O bien, pueden hipo-responder, o no reaccionar a la información sensorial.

El trastorno del procesamiento sensorial puede observarse en niños o en adultos.

Estas listas de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial se desglosan por sistemas sensoriales

Lista de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial

Poniendo todo junto – Veamos todos los sistemas sensoriales en una lista:

  • Sistema visual (vista)
  • Sistema auditivo (sonido)
  • Sistema táctil (Touch)
  • Sistema Gustativo (Gusto)
  • Sistema olfativo (olfato)
  • Sistema propioceptivo (Posición en el espacio)
  • Sistema vestibular (movimiento)
  • Sistema interoceptivo (interior del cuerpo)

Normalmente, las disfunciones en estos tres sistemas se presentan de muchas formas diferentes. Un niño con dificultades sensoriales puede tener una respuesta excesiva o insuficiente a los estímulos sensoriales. Pueden funcionar con un nivel de actividad inusualmente alto o inusualmente bajo. Pueden fatigarse fácilmente durante la actividad o estar constantemente en movimiento. Los niños pueden fluctuar entre la capacidad de respuesta, los niveles de actividad y los niveles de energía.

Además, los niños con disfunciones en el procesamiento sensorial suelen presentar otros retrasos. El desarrollo de la coordinación motora, la motricidad fina, la motricidad gruesa, las habilidades socio-emocionales, los comportamientos, las habilidades de funcionamiento ejecutivo, el lenguaje y el aprendizaje están en riesgo como resultado de la alteración del procesamiento sensorial.

Listas de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial para las respuestas observadas a la entrada sensorial.

Lista de comprobación de los trastornos del procesamiento sensorial – Sistema táctil

La hiperreactividad del sentido del tacto puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación táctil. Esto parece:

  • Sensibilidad excesiva a la temperatura, incluyendo el aire, los alimentos, el agua o los objetos
  • Retirarse cuando se le toca
  • Rechazar ciertas texturas de alimentos
  • Aversión a que le laven la cara o el pelo
  • Aversión a los cortes de pelo
  • No le gusta que le corten las uñas
  • Cosquillas excesivas
  • Evitar el juego sucio o ensuciarse las manos
  • Evitar pintar con los dedos, la suciedad, la arena, los pies descalzos sobre la hierba, etc.
  • Preferencias y evasiones de ropa, como resistirse a los zapatos o a los calcetines
  • Molestia por las costuras de la ropa o las texturas de la ropa
  • Resistencia al cepillado del cabello
  • Reacciones exageradas a toques ligeros accidentales o sorprendentes de otros
  • Evita el contacto afectivo, como los abrazos

La hipersensibilidad del sentido del tacto puede presentarse en un niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación táctil. Esto puede parecer:

  • Busca la información sensorial táctil
  • Choca con los demás
  • Alta tolerancia al dolor
  • Se mete la comida en la boca
  • Lame objetos o su propia piel
  • No es consciente de ser tocado
  • Parece que no es consciente del toque de luz
  • Se sobresalta fácilmente al tocarlo
  • Cuando se viste, no se da cuenta de que la ropa está torcida
  • Tendencia a la autoabusividad: morderse, frotarse con fuerte presión, golpearse la cabeza, pellizcarse, etc.
  • No se da cuenta de que la nariz moquea, la cara se ensucia o las manos se ensucian
  • Se lleva los objetos a la boca
  • Falta de espacio personal
  • Choca con otros niños sin darse cuenta
  • Tiene dificultades para mantener el espacio en la fila; choca con otros sin darse cuenta
  • Se cae de la silla
  • Necesita tocarlo todo
  • Utiliza un agarre firme del lápiz
  • Escribe con una fuerte presión de lápiz
  • Rompe el papel al cortar con tijeras
  • Ser brusco sin querer con sus hermanos, otros niños o mascotas
  • Tocar siempre a los demás o las cosas
  • Busca experiencias de juego sucio
  • Prefiere frotar o sentir ciertas texturas
  • Dificultad en las tareas de motricidad fina
  • Ansía el tacto

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE CONTROL – SISTEMA DE PROPIOCEPCIÓN

El sistema sensorial de la propiocepción es el reconocimiento y la respuesta a la posición del cuerpo en el espacio con un sistema de retroalimentación interna que utiliza la posición en el espacio de las articulaciones, los tendones y los músculos. Este sistema sensorial permite que el cuerpo reaccione automáticamente a los cambios de fuerza y presión dados los movimientos corporales y la manipulación de objetos. El cuerpo recibe más información de los músculos activos que del uso de los músculos pasivos. En relación con el sistema de propiocepción está la praxis o planificación motriz. Las personas son capaces de planificar y ejecutar tareas motoras gracias a la información que les proporciona el sistema propioceptivo. La praxis nos permite utilizar la información sensorial de los sentidos y coordinar esa información para movernos adecuadamente.

La hiperreactividad del sentido propioceptivo puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación propioceptiva. Esto puede incluir la inseguridad postural. Esto puede parecer:

  • Utiliza muy poca presión al escribir o colorear
  • Prefiere los alimentos blandos o en puré
  • Parece aletargado
  • Choca con personas u objetos
  • Malas posturas, se desploman en su asiento
  • Mala letra
  • Incapacidad para sentarse erguido al escribir o completar el trabajo de escritorio; descansa con la cabeza hacia abajo sobre los brazos mientras trabaja
  • Poca conciencia de la posición en el espacio
  • Caídas frecuentes
  • Torpeza
  • Mal equilibrio
  • Poca conciencia corporal
  • Poca atención
  • Mala planificación motriz

La hipersensibilidad del sentido propioceptivo puede presentarse en un niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación propioceptiva. Esto parece:

  • Utiliza una presión excesiva al escribir o colorear
  • “Saltador y colado” – busca la información sensorial
  • No puede dormir sin ser abrazado o sostenido
  • Choca con personas u objetos
  • Parece agresivo
  • Rechina los dientes
  • Camina de puntillas
  • Muerde los lápices, la camisa, la manga, los juguetes, etc.
  • Prefiere los alimentos crujientes o masticables
  • Grietas en los nudillos
  • Rompe los lápices o ceras cuando escribe o colorea
  • Pellizca, muerde, patea o da un cabezazo a otros
  • Dificultad con la motricidad fina
  • Mala letra
  • Poca conciencia de la posición en el espacio
  • Pisa el suelo cuando camina
  • Da una patada a su silla o a la del vecino en el aula
  • Caídas frecuentes
  • Torpeza
  • Mal equilibrio
  • Se mueve constantemente y está inquieto
  • Poca atención

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE CONTROL – SISTEMA VESTIBULAR

El sistema sensorial vestibular es el sentido del movimiento y el equilibrio, y utiliza los receptores del oído interno y permite al cuerpo orientarse a la posición en el espacio. El sistema vestibular está estrechamente relacionado con los movimientos oculares y la coordinación. La entrada sensorial vestibular es una poderosa herramienta para ayudar a los niños con necesidades sensoriales. Añadir algunas actividades vestibulares al día permite obtener efectos duraderos. Todos los individuos necesitan un aporte sensorial vestibular en su desarrollo natural. De hecho, desde que somos bebés estamos expuestos a una entrada vestibular que promueve un desarrollo e integración natural y saludable de todos los sistemas.

Los problemas del sistema de procesamiento vestibular pueden presentarse de diferentes maneras:

  • Procesamiento visual deficiente
  • Poca conciencia espacial
  • Mal equilibrio
  • Dificultad de integración bilateral
  • Déficits de secuenciación
  • Poca habilidad visual-motora
  • Poca capacidad de construcción
  • Mala discriminación de la posición del cuerpo
  • Mala discriminación del movimiento
  • Equilibrio insuficiente
  • Dificultades sutiles para discernir la orientación de la cabeza
  • Problemas para negociar las secuencias de acción

La hiperreactividad del sentido vestibular puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación vestibular. Este aspecto puede parecer:

  • Experimenta la inseguridad gravitacional
  • Mareo excesivo por los movimientos
  • Resistente a actividades en movimiento como columpios, toboganes, ascensores o escaleras mecánicas
  • Miedo a las superficies inestables
  • Incapaz de tolerar los movimientos hacia atrás
  • Incapaz de tolerar los movimientos de lado a lado
  • Enfermedad en vehículos en movimiento
  • Evita los columpios o toboganes
  • Se marea con facilidad
  • Parece “pegajoso”
  • Se niega a moverse del suelo (es decir, a realizar actividades de salto o brincos)
  • Dificultad/temor a las actividades de equilibrio
  • Negarse a participar en la clase de gimnasia
  • Miedo en las gradas o en las bandas
  • Miedo o aversión a viajar en ascensores o escaleras mecánicas
  • Miedo al movimiento
  • Aversión a los movimientos giratorios
  • Evita los juegos de persecución
  • Miedo excesivo a las alturas
  • Náuseas al mirar objetos que giran
  • Mala postura
  • Se fatiga fácilmente
  • Mala coordinación
  • Bajo tono muscular
  • Mala planificación motriz
  • Miedo cuando un profesor se acerca o empuja en la silla del niño
  • Torpeza
  • Poca atención

La hipersensibilidad del sentido vestibular puede presentarse en el niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación vestibular. Esto puede parecer:

  • Movimiento constante, incluyendo saltos, giros, balanceo, escalada
  • Ansía el movimiento a intervalos rápidos
  • Le gustan los movimientos giratorios, de balanceo o de rotación
  • Mal equilibrio en superficies irregulares
  • Se mueve constantemente
  • Mayor atención visual a los objetos que giran o a los ventiladores de techo
  • Se escapa o huye en entornos comunitarios o de grupo, o cuando está al aire libre o en grandes áreas abiertas como centros comerciales
  • Dificultad para mantener la atención sostenida
  • Movimiento impulsivo
  • Levantarse y bajarse constantemente del pupitre en el aula
  • Se pasea cuando no debe hacerlo (en el aula, durante las comidas, etc.)
  • Le encanta estar al revés
  • Golpear la cabeza
  • Inclina la silla hacia atrás cuando está sentado en un escritorio
  • Le gusta el hilado
  • Se balancea hacia adelante y hacia atrás cuando está sentado
  • Mala postura
  • Mala coordinación
  • Mala planificación motriz
  • Una profunda necesidad de mantenerse en movimiento para poder funcionar
  • Caídas frecuentes
  • Torpeza
  • Mal equilibrio
  • Poca atención

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE CONTROL – SISTEMA VISUAL

El 80% de la información que recibimos de nuestro entorno es visual. Cuando la percepción de esta información no se procesa correctamente, puede crear un estado alterado que influye en muchas áreas: la coordinación ojo-mano, los reflejos posturales y el procesamiento vestibular están influenciados y dependen del sistema visual.

El sistema visual es el sistema sensorial en el que la mayoría de los individuos confían más en las tareas diarias. La información visual es percibida por las células de la parte posterior del ojo. Estas células (bastones y conos) retransmiten y transfieren la información de la luz en información que se transfiere al sistema nervioso central. Estos fotorreceptores son capaces de percibir la visión diurna y la visión nocturna, con ajustes en la sensibilidad de la intensidad de la luz. Son capaces de responder a diferentes espectros de color y diferenciar la información del color. Los bastones y los conos, junto con la retina, procesan una gran cantidad de información visual en la estructura neural del ojo antes de transmitir la información al sistema nervioso central.

La transmisión de información desde los ojos hasta el sistema nervioso central se compone de tres vías. Las vías se proyectan a diferentes áreas del cerebro y permiten a) procesamiento y reconocimiento de caras/formas/movimiento (el “qué” y el “dónde” de los objetos), b) la integración de la información para coordinar la postura y los movimientos oculares, y c) adaptación oculomotora.

Hiperreactividad de la vista sentido puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación visual. Esto puede parecer:

  • Se queja de que las luces son demasiado brillantes
  • No tolera cierta iluminación, como las luces fluorescentes de techo
  • Lucha contra los cambios bruscos de luz
  • Desafiado por luces brillantes o intermitentes
  • Las luces de colores “hacen daño” a los ojos
  • Se queja de dolores de cabeza cuando hay mucha luz
  • Se queja del “brillo” de la iluminación no natural
  • Afectados por las fuentes de luz
  • Sensible a la luz
  • Sensible a ciertos colores
  • Distraído por los espacios desordenados
  • Evita el contacto visual

La hipersensibilidad del sentido de la vista puede presentarse en un niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación visual. Esto parece:

  • Atraído por objetos que giran
  • Dificultad en la percepción visual
  • Dificultad en la coordinación ojo-mano
  • Dificultad para leer y escribir
  • Sostiene o presiona las manos en los párpados para ver luces intermitentes
  • Entrecierra los ojos o aprieta los párpados
  • Mueve las manos o los objetos delante de los ojos

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE COMPROBACIÓN – SISTEMA AUDITIVO

Los receptores del sistema auditivo se encuentran en el oído interno y son los encargados de recibir las vibraciones de las ondas sonoras y transformarlas en energía de movimiento de los fluidos. La información se proyecta al sistema nervioso central y transmite la frecuencia del sonido, así como el tiempo y la intensidad de la entrada de sonido. El sistema auditivo se integra con la entrada somatosensorial para desempeñar un papel en el control de la orientación de los ojos, la cabeza y el cuerpo al sonido.

Hiperreactividad auditiva sentido puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación auditiva. Esto puede parecer:

  • Se sobresalta fácilmente ante sonidos inesperados
  • No le gustan los lugares ruidosos
  • Excesivamente sensible a los altavoces de las radios
  • Miedo a los detectores de humo, a los altavoces de techo
  • Hace callar a los demás o les pide que dejen de hablar
  • Se pone las manos sobre las orejas
  • Sensible a ciertos sonidos como el de los cortacéspedes o el zumbido del frigorífico
  • Se distrae fácilmente con los sonidos y el ruido de fondo
  • Zumbidos para bloquear el ruido de fondo

La hipersensibilidad del sentido de la audición puede presentarse en un niño como una baja capacidad de respuesta o de reacción a la sensación auditiva. Esto parece:

  • Parece que no es consciente de los sonidos
  • Sujeta los altavoces de la radio contra las orejas
  • No responde a las alarmas
  • Hace sonidos tontos en momentos inapropiados o con frecuencia
  • Imita los sonidos de los demás
  • Habla consigo mismo
  • Dificultad para localizar los sonidos, especialmente cuando se encuentra en un entorno ruidoso
  • Tararea para escuchar el sonido del tarareo

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE COMPROBACIÓN – Sistema Gustatorio

El sistema gustativo percibe la información a través de la lengua. Las células gustativas de la boca perciben cinco sensaciones: salado, dulce, amargo, ácido y salado. El sistema gustativo está estrechamente relacionado con el sentido del olfato y la propiocepción. La forma en que percibimos el sabor está profundamente influenciada por el sentido del olfato.

Aunque muchos niños con necesidades sensoriales tienen tendencia a morder el cuello de la camisa o los lápices como estrategia sensorial para buscar necesidades de propiocepción, el comportamiento puede producirse como resultado o como reacción a la falta de respuesta a la entrada oral. Otros niños pueden buscar sensaciones gustativas intensas y, en ese caso, se llevan a la boca objetos no comestibles para satisfacer esa necesidad sensorial. Otros niños pueden responder en exceso o en defecto a ciertos sabores o sensaciones gustativas. Para esos niños, es común experimentar un rechazo a la comida relacionado con la textura o el sabor.

Hipersensibilidad a la entrada sensorial oral puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación gustativa. Esto parece:

  • Aversión a las texturas mixtas (cereales en leche o sopa con trozos)
  • Resistente a probar nuevos alimentos
  • Evita ciertas texturas
  • Evita las pajas
  • Evitar temperaturas específicas de alimentos o bebidas
  • Comer de forma selectiva
  • Preferencia por los alimentos suaves
  • Evita las temperaturas extremas (no tolera los alimentos calientes o fríos)
  • Prefiere los alimentos que no se tocan ni se mezclan en su plato
  • Uso de sólo una cuchara o tenedor específico o ningún utensilio
  • Intolerancia al cepillado de dientes.
  • Ansiedad o náuseas cuando se le presentan nuevos alimentos
  • Babeando

La hipersensibilidad del sentido del gusto puede presentarse en el niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación gustativa. Esto puede parecer:

  • Lamer objetos
  • Muerde a otros
  • Muerde la ropa
  • Zumba todo el tiempo
  • Prefiere un cepillo de dientes vibratorio
  • Prefiere las comidas picantes
  • Rellena las mejillas con comida
  • Prefiere la comida muy caliente o muy fría

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE CONTROL – Sistema olfativo

El sistema olfativo, o sistema que permite el sentido del olfato, tiene receptores en el tejido de la nariz que están conectados por vías al cerebro. Las conexiones se producen a través de dos vías, una de las cuales es una ruta directa a las neuronas del cerebro y la segunda es una vía que pasa cerca del paladar. Este canal está relacionado con el sabor de los alimentos.

Hay algunas pruebas que indican que el sentido del olfato está más asociado a la memoria que el sentido de la vista o los demás sentidos. La conexión del sentido del olfato con la parte emocional del cerebro y las experiencias anteriores, así como la hipersensibilidad o hiposensibilidad a los olores, pueden provocar ansiedad o crisis sensoriales en los niños con dificultades de procesamiento sensorial.

Hiperreactividad del olfato El sentido del olfato puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación olfativa. Esto puede parecer:

  • Excesivamente sensible a los olores
  • Los olores que otros no perciben
  • Ansiedad ante ciertos olores
  • Se tapa la nariz en respuesta a ciertos olores

La hipersensibilidad del sentido del olfato puede presentarse en un niño como una falta de respuesta o de reacción a la sensación olfativa. Esto puede parecer:

  • Huele a elementos inusuales como el papel o ciertos materiales
  • Prefiere los olores fuertes

TRASTORNO DEL PROCESAMIENTO SENSORIAL LISTA DE CONTROL – Sistema Interoceptivo

El sistema sensorial interoceptivo es un área con la que la mayoría de la gente no está tan familiarizada. Este sistema está conectado con la amígdala, el sistema emocional, el sistema límbico, nuestra conciencia emocional, nuestros sentimientos y la excitación subconsciente. Los receptores del sistema interoceptivo están en nuestros órganos y en la piel. Los receptores transmiten al cerebro información sobre sensaciones como el hambre, la sed, el ritmo cardíaco y la digestión. Esta es la base de sensaciones como el estado de ánimo, las emociones, la agresividad, la excitación y el miedo y, a su vez, promueve la respuesta física de nuestro cuerpo.

Las respuestas físicas incluyen funciones como el hambre, la sed, las sensaciones, la digestión, el ritmo cardíaco y la temperatura corporal.

Hiperreactividad de la interocepción sentido puede presentarse en un niño como una respuesta excesiva o una reacción exagerada a la sensación interoceptiva. Esto puede parecer:

  • Alta tolerancia al dolor
  • Distraído y abrumado por sentimientos de estrés
  • Distraído o demasiado sensible a las sensaciones de la digestión estomacal
  • Distraído o demasiado sensible a la sensación de los latidos del corazón
  • Siempre tiene hambre o sed
  • Comer más y más a menudo para evitar la sensación de hambre
  • No puede sentir la sensación de estar lleno; come o bebe en exceso
  • Abrumado por sentimientos de tristeza, ira, felicidad, etc. e incapaz de responder adecuadamente
  • Alta producción de orina
  • Usar el baño más a menudo de lo necesario para evitar la sensación de vejiga o intestino lleno
  • Distraído por los cambios de temperatura del cuerpo
  • Distraído y excesivamente sensible a la sudoración
  • Sensibilidad excesiva al sentir cosquillas o picores
  • Sensibilidad excesiva al frío o al calor
  • Excesivamente sensible a los signos de enfermedad
  • Miedo a vomitar

La hipersensibilidad del sentido interoceptivo puede presentarse en un niño como una baja sensibilidad o una baja reacción a la sensación interoceptiva. Esto puede parecer:

  • Baja tolerancia al dolor
  • Respuesta pobre o baja a los estímulos interoceptivos
  • No sabe cuándo ir al baño
  • Nunca dice que tiene hambre o sed
  • No bebe ni come lo suficiente
  • Dificultad para ir al baño
  • Nunca se queja de tener frío o calor (siempre lleva pantalones cortos en invierno o pantalones en verano)
  • Nunca se queja de enfermedad
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Incapaz de identificar los sentimientos de estrés
  • Incapaz de identificar sentimientos específicos y respuestas apropiadas

Listas de comprobación sensoriales, explicadas

Hay mucho que pensar aquí, ¿verdad? Tomar una lista gigante de listas de trastornos de procesamiento sensorial comunes y saber qué hacer con esa lista es complicado. ¿Qué pasaría si tuvieras estrategias para tratar el exceso de respuesta o la falta de respuesta de cada sistema sensorial para poder elaborar una dieta sensorial que ayude a los niños a funcionar?

En The Sensory Lifestyle Handbook, hago precisamente eso.

Manual de estilo de vida sensorial

El procesamiento sensorial se desglosa por sistemas sensoriales para que pueda entender lo que está viendo en las respuestas sensoriales enumeradas anteriormente. A continuación, puede utilizar las listas de actividades sensoriales para ayudar al niño a realizar tareas funcionales mientras recibe la información sensorial que necesita para concentrarse, organizarse y funcionar.

Las actividades sensoriales se presentan como tareas significativas y motivadoras que se basan en los intereses del niño, lo que las hace motivadoras y significativas.

Puedes conseguir el Manual de estilo de vida sensorial y empezar a crear una dieta sensorial que se convierta en una parte integrada de las tareas diarias, como vestirse, realizar las tareas domésticas, el trabajo escolar, la interacción con la comunidad y mucho más.

Obtenga su copia de The Sensory Lifestyle Handbook aquí.

Colleen Beck, OTR/L is an occupational therapist with 20 years experience, graduating from the University of Pittsburgh in 2000. Colleen created The OT Toolbox to inspire therapists, teachers, and parents with easy and fun tools to help children thrive. As the creator, author, and owner of the website and its social media channels, Colleen strives to empower those serving kids of all levels and needs. Want to collaborate? Send an email to contact@theottoolbox.com.

Sensory processing disorder checklists