La autorreflexión es una herramienta de la que pueden beneficiarse niños y adultos. Reflexionar sobre los propios actos y comportamientos es una gran manera de crecer como individuo y de alcanzar los objetivos personales. Piensa en una ocasión en la que te hayas fijado un objetivo personal. Tal vez quieras empezar a hacer ejercicio y perder algunos kilos. Si reflexionas sobre los acontecimientos del día, podrás determinar qué ha funcionado para alcanzar tu objetivo y qué no. Puedes señalar intencionadamente las partes de tu día que te ayudaron a cumplir tu objetivo de ir al gimnasio y lo que te impidió comer de forma saludable. La autorreflexión es esencial para la fijación de objetivos. La mayoría de estas actividades de terapia ocupacional son formas gratuitas o económicas de abordar la autorreflexión en los niños.

Utiliza estas actividades de autorreflexión para niños para ayudarles a reflexionar sobre sus comportamientos y a identificar las habilidades de afrontamiento o las estrategias de autorregulación que funcionan en casa o en el aula.

Estas actividades de autorreflexión pueden ser un vehículo para ayudar a los niños a abordar áreas de funcionamiento en varios ámbitos. Mejorar la autorreflexión puede ayudar a los niños a autorregularse, a saber qué estrategias de afrontamiento sacar de su caja de herramientas, a actuar con control de los impulsos, a prestar mejor la atención, a mejorar las habilidades de funcionamiento ejecutivo y a desenvolverse con mayor facilidad.

Además, la autorreflexión desempeña un papel en la atención plena. Si practicamos la atención en el momento y atendemos a las experiencias internas y externas, podemos autorreflexionar sobre lo que ha funcionado, lo que no ha funcionado y cómo hacer que las cosas funcionen mejor la próxima vez.

La autorreflexión puede ser muy útil para las habilidades socio-emocionales, el aprendizaje académico, la realización de tareas funcionales, la organización y el bienestar.

Actividades de autorreflexión para niños

Uno de los primeros pasos para fomentar la autorreflexión es ayudar a los niños a ser más conscientes de sí mismos. Pueden utilizar herramientas para mejorar la atención plena para darse cuenta de cómo se sienten, cómo reaccionan o cómo se comportan. La mayoría de los niños tendrán dificultades con esta capacidad en el momento (¡también es difícil para los adultos!), pero pueden identificar lo que funcionó y lo que no funcionó en una situación concreta a través de la conversación.

  • El uso de estrategias de autocontrol, como las Zonas de Regulación, puede ser útil para hablar de los sentimientos y del conocimiento de uno mismo.
  • Explora junto con el niño. Cuando un niño juega o explora su entorno, puede ser útil jugar con él. Utilizar las experiencias lúdicas para comunicarse a través del juego.
  • Utilizar las experiencias de juego para reflejar las acciones. Cuando un niño está jugando, juega con él. Imita sus acciones y palabras para ser más consciente como cuidador de los detalles de las interacciones del niño y para que éste tome conciencia. Utiliza esta táctica sólo cuando el niño esté de buen humor. Las acciones reflejadas no deben llevarse a cabo cuando el niño se comporta mal o para llamar la atención sobre los comportamientos.
  • Reflexiona sobre el día en familia. Planifica una reunión familiar y habla de lo bueno, lo malo y lo feo del día. Es una buena manera de hablar sobre las formas de trabajar en las áreas de necesidad.
  • Crear una colección de elección. Plantea opciones que incluyan estrategias de afrontamiento o herramientas para utilizar en diferentes entornos. Pueden formar parte de una dieta sensorial o de estrategias de autorregulación.
  • Utiliza un diario para reflexionar sobre ti mismo mediante palabras o dibujos.
  • Representar situaciones y cómo se desarrolló la situación. Considera la posibilidad de añadir muñecos o juguetes para los personajes de las situaciones.
  • Modelar los comportamientos adecuados y la autorreflexión a través de la conversación.
  • Las estrategias basadas en los sentidos que se describen en The Sensory Lifestyle Handbook pueden ser una herramienta beneficiosa para abordar la autorreflexión en los niños.

Cuando decir “cálmate” no es suficiente

Cuando un niño se “dispara” con facilidad y parece derretirse ante cualquier señal de ruidos fuertes o excitación…

Cuando necesites ayuda o un punto de partida para enseñar a los niños estrategias de autorregulación

Cuando te cuesta motivar o redirigir a un niño sin provocar una crisis…

Cuando te esfuerzas por ayudar a los niños a explorar sus emociones, a desarrollar habilidades de autorregulación y de afrontamiento, a gestionar y reflexionar sobre sus emociones, a identificar sus…

Utiliza estas actividades de autorreflexión para niños para ayudarles a reflexionar sobre sus comportamientos y a identificar las habilidades de afrontamiento o las estrategias de autorregulación que funcionan en casa o en el aula.

¿Qué estrategias de autorreflexión utiliza?

Habilidades de funcionamiento ejecutivo para niños Enseña a los niños a hablar positivamente de sí mismos con estas pulseras para ayudarles con la atención, la confianza en sí mismos, la autoestima y las habilidades de funcionamiento ejecutivo. Estrategias para ayudar a los niños a controlar sus impulsos.