Aprendiendo con la pasta teñida del alfabeto

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter

Esta sencilla actividad con pasta teñida combina el aprendizaje con el desarrollo de la motricidad fina. Desde la actividad de recoger hasta la de agarrar con la pinza, ¡es una forma estupenda de desarrollar muchas habilidades! Los niños más pequeños pueden utilizar cucharones y cucharas para desarrollar la coordinación necesaria para recoger y verter, a la vez que se familiarizan con las letras. ¡Qué manera tan divertida de construir tantas áreas!

Fue una actividad muy divertida. Encontré una bolsa de pasta alfabética en un supermercado local en oferta por un dólar y no pude dejarla pasar. Usamos un poco de la bolsa y utilizamos el resto en la sopa de boda. (¡La comida que más pide el pequeñín y la que más le gusta!) Porque lo único que hace que la sopa de boda sea aún más impresionante son los fideos con formas divertidas 🙂
Teñimos la pasta en una bolsita… añadimos unas gotas de colorante alimentario rojo y 2 cucharadas de vinagre. Teñimos este lote en mayo y el color sigue siendo fuerte. El vinagre no deja olor al jugar con la pasta, pero ayuda a que el colorante se “pegue” a la pasta.
Haz que los niños agiten la bolsa (o utiliza un recipiente de plástico con tapa para un divertido componente auditivo) y saquen sus meneos.
Puse unas tiras de cinta adhesiva en nuestro caballete y saqué el bol de pasta. La niña tenía la tarea de recoger las letras del bol en un plato. Le encantaba usar mis cucharas medidoras para recoger. A los niños pequeños les encanta recoger cualquier trocito… guisantes, judías, arroz, arena… y es una tarea de motricidad fina estupenda para ellos.
Pellizcar esas pequeñas letras fue un divertido ejercicio de motricidad fina para trabajar su agarre de trípode y de pinza. He colocado las tiras de cinta adhesiva en lo alto del caballete para favorecer la extensión de la muñeca. Esta posición de la muñeca permite un uso eficiente de los dedos en una actividad motriz tan pequeña.
La hermana mayor trabajó en la localización de las letras mientras yo le decía cómo deletrear las palabras.
…Baby Girl no podía dejar que su hermana mayor hiciera algo y NO se involucrara…
También trabajamos en una pequeña actividad de lectura y ortografía: Pegué las letras -AT y le pedí a Big Sister que encontrara la letra que necesitábamos para deletrear diferentes palabras que rimaban. ¡Diversión!